viernes, 13 de marzo de 2020

La razón




Le dijeron que no había dioses, ni mitos ni ritos, ni cielos ni infiernos, ni siquiera que se fiara de su imaginación, de sus emociones o de su intuición, y mucho menos que creyera en la magia.
Y se quedó sola la razón razonando.
Y se murió de pena.
Pero no soltó ni una lágrima.




Reyes Adorna

0 comentarios:

Armando Téllez Figueroa. Con la tecnología de Blogger.